La importancia de la revelación

la revelacion“Y sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Qué significa esta parábola? Y él dijo: A vosotros os es dado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los otros por parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no entiendan. Esta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios”  Lucas 8: 9-11

Los discípulos tuvieron un tiempo de preparación intensiva con el Maestro, y a pesar de que pasaban mucho tiempo con Él, ellos tenían que pedir la revelación. La palabra revelación proviene de una palabra griega apokálupsis   que significa: quitar la cubierta, revelar, descubrir, manifestar, venidero. La Palabra de Dios es necesario que sea revelada, porque si no, sería solamente una palabra, un libro o una historia.

Al día de hoy, encontramos muchas capacitaciones, seminarios, talleres, cursos etc, que no es que sean malos, pero sin revelación son pura información. La Palabra como información no tiene efecto, es sumamente importante pedirle al Espíritu Santo la revelación.

Algo similar ocurrió con el “código Morse” que es una serie de letras y números emitidos por una luz, para transmitir un mensaje. Para una persona que no conoce como funciona ni de que se trata, el código Morse no es más que una luz intermitente.

El apóstol Pablo testificó que el evangelio que el presentaba y predicaba no lo recibió de nadie sino de Jesucristo, pero ¿cómo lo recibió? Por revelación del mismo Señor,

“Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre;  pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo” Gálatas 1: 11-12

Todos los hombres de Dios que fueron honrados por el Padre Celestial se movieron con “la revelación del Cielo”. El proceso para recibir la revelación de algo o la dirección hacia donde, inicia con la estrecha relación con El Padre. Esto acompañado de ayunos y una profunda adoración.

El tiempo de espera de la revelación no rige por el ayuno, la oración o la intimidad con Dios, el tiempo para que llegue la revelación le compete única y exclusivamente al Señor.

Ejemplos  de hombres que fueron guiados por revelación divina.

Noé y el arca.

Dios le dijo que construyera un arca, y Noé obedeció de acuerdo a la revelación del Señor, Génesis 6: 13-14. Jehová le dijo que de cada especie tomara siete parejas Génesis 7: 2, también le habló que iba a inundar la tierra con lluvia Génesis 7: 4, y de todo lo que El Señor le dijo, Noé obedeció.

Todos conocemos la historia, pero es más fácil entenderla en este tiempo, que en el vivió Noé.

1)     Noé nunca había construido un arca.

2)     Dios no le dijo siete parejas de cada especie, solo por decirle siete (aquí hay una revelación)

3)     El Señor le dijo que enviaría lluvia (hasta ese momento en la tierra no llovía, solo había rocío)

Sin revelación simplemente hubiera sido imposible para Noé hacer algo y mucho menos construir el arca.

Abram y Melquisedec.

Del padre de la fe podemos mencionar muchos momentos de revelación, donde Dios le dirigió, le prometió e inclusive le dio. Pero en el caso de los diezmos, leemos en Génesis 14 que Melquisedec sacó pan y vino y bendijo a Abram, y “Y le dio Abram los diezmos de todo” Génesis 14: 20. Esa revelación del diezmo no pudo haber llegado sino hubiera sido por la voz de Dios que reveló, inclusive podemos decir que El Señor quitó la cubierta para Abram hiciera de acuerdo a su perfecta Voluntad.

David pide revelación para liberar la ciudad de Keila.

Cuando los filisteos atacaban la ciudad de Keila (1 Samuel 23: 1-13), el rey David consultó a Jehová (pidió revelación) para saber si iba o no a liberar la ciudad. En tres oportunidades consultó y Jehová habló.

En el caso de David no fue solo para libertar la ciudad, también para traer la adoración, establecer el Tabernáculo para Dios, entendió por la revelación que el propósito de Dios era que el pueblo le adorara, y que El Señor quería estar cerca de sus hijos.

La revelación de Dios siempre será en el tiempo de relación, comunicación y espera de la persona con Dios. Podemos mencionar tantos ejemplos bíblicos respecto a la revelación, o también testificar como siervos y siervas de Dios en este tiempo, por medio de una revelación han levantado un ministerio o han podido llevar la Palabra a muchas naciones.

Daniel y la guerra espiritual.

El ayuno que Daniel hizo por veintiún días (tres semanas) llego al final con el significado del sueño, logró recibir la revelación de lo que ese sueño significaba.

“Daniel también escribió: «Yo tuve otro sueño acerca de lo que estaba por pasar. Cuando eso sucedió, Ciro llevaba ya tres años como rey de Persia. También ese sueño era muy difícil de entender, pero yo me propuse entenderlo, y lo logré. Durante tres semanas estuve muy triste. No comí carne ni tomé vino, ni probé nada de lo que me gustaba. Tampoco me puse ningún perfume” Daniel 10: 1-3 (TLA)

He visto como muchas personas ayunan y orando diciendo vamos a hacer el ayuno de Daniel para ganar la guerra espiritual. Debemos de entender que lo que en la Biblia funcionó para un hombre no necesariamente funcionó para otro. El tiempo de la revelación no depende de la cantidad de días de ayuno y oración, sino mas bien depende del propósito de Dios con cada quien.  Dado por entendido que es necesario ayunar y orar, buscando siempre el rostro del Omnipotente.

Es cierto que Daniel tuvo la revelación al cabo de tres semanas, pero también vemos como David tuvo respuesta en el mismo día de una situación que también era de guerra. Debemos de pedirle al Espíritu Santo la revelación, y esperar su respuesta. Esto puede ser instantáneo, un minuto, una hora, un día, un año…..el tiempo es de Dios.

Jesús pide revelación de la copa (Cruz).

Cuando Jesús oraba en Getsemaní, tuvo ese tiempo de relación con Dios Padre, y esa tiempo era hablando y escuchando al Padre, que este es el principio de la revelación. Orando, clamando, suplicando y después esperar la respuesta.

“Jesús se alejó un poco de ellos, se arrodilló y oró a Dios: « ¡Padre!, ¡papá!, si fuera posible, no me dejes sufrir. Para ti todo es posible. ¡Cómo deseo que me libres de este sufrimiento! Pero que no suceda lo que yo quiero, sino lo que quieras tú”                                Marcos 14: 35-36 (TLA)

En estos versículos vemos la interacción del Hijo con el Padre. Jesús en su humanidad estaba con tribulación, posiblemente con temor, pero en su divinidad estaba gozoso. Cristo le pide al Padre que si es posible que el no pase esa copa (Cruz) pero inmediatamente reconoce, que no se haga lo que él quiere, sino lo que Dios Padre quiere. Cuando recibe la revelación, entiende la importancia de la obediencia y le dice a los discípulos: ¡estoy listo! Vamos síganme al cumplimiento profético.

Hay creyentes que no se les ha enseñado a orar para pedir revelación. Se les ha enseñado para tener una oratoria, una declaración o simplemente recitar algún texto bíblico, lo cual no es malo, pero la dirección siempre debe de ser por la revelación del Padre.

Modelo de oración Neo-testamentaria.

Cuando hablamos del modelo de oración neo-testamentaria, es la guía de oración que leemos en el libro de los Hechos. Ellos no se movían sin la dirección de Dios. ¿Y cómo llegaba la dirección de Dios? Con ayuno, oración, adoración y clamor.

Encontramos en el libro de los Hechos  que Él Espíritu Santo les prohibió ir a predicar a Asia:

“Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, LES FUE PROHIBIDO POR EL ESPÍRITU SANTO hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, PERO EL ESPÍRITU NO SE LO PERMITIÓ. Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas.  Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. CUANDO VIO LA VISIÓN, en seguida procuramos partir para Macedonia, DANDO POR CIERTO QUE DIOS NOS LLAMABA PARA QUE LES ANUNCIÁSEMOS EL EVANGELIO” Hechos 16: 6-10

Cosas interesantes que rescatamos de este pasaje.

1)     El Espíritu Santo les prohíbe ir a predicar. El predicar no es malo, pero hacerlo sin dirección de Dios no tendrá el mismo efecto que ser enviado por Dios, que conoce las necesidades y los corazones de todos los seres humanos.

2)     Ellos sabían que El Espíritu Santo se los había prohibido hablar Palabra en Asia, pero siguieron cumpliendo el propósito para lo que fueron llamados, anunciar las buenas nuevas, en este caso en Misia, pero tampoco se les permitió.

3)     Cuando la revelación llegó, se guiaron por el Espíritu Santo para confirmar que la revelación provenía del Cielo, y la voz de Dios les aprobó el viaje a Filipos.

Uno de los errores es orar cuando ya se ha iniciado algún proyecto. La estrategia es clara, si Dios no habla o confirma, simplemente hay que esperar instrucciones.

Recuerdo en una oportunidad que una familia que conozco se mudaron de país, y cuando estaban en el aeropuerto me llamaron para que orara por ellos y el viaje, para que Dios abriera “puertas”.  Con este ejemplo podemos mencionar muchos, personas que compran una casa sin la aprobación de Dios, y cuando la economía se les sucumbe porque no pueden pagar, llaman a todos los hermanos de la iglesia para que oren por provisión económica.

Sin revelación no hay dirección. Sin dirección no hay destino ni cumplimiento.

“Donde no hay dirección divina, no hay orden; ¡feliz el pueblo que cumple la ley de Dios!” Proverbios 29: 18 (DHH)

descargar pdf

 

 

 

Escucha la radio aqui

Motivos para orar

motivos para orar

“Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él” Salmo 32: 6

Orar es hablar con Dios, vivir sin oración, es como vivir sin Dios. Para hablar de hombres de oración, la Biblia nos da muchos ejemplos.

De hecho, un hombre o una mujer de Dios, no puede decir que la oración es un requisito para el ministerio, sino más bien que la oración es un estilo de vida.  Entiendo que todo hombre o mujer del Reino de los Cielos vive en constante oración ya que pasa orando y sabe cómo hacerlo.  Entre más oración, mas se conoce a Dios.

Todas las iglesias por lo general tienen un día que le llaman “servicio de oración” o “culto de oración”. Yo creo que la iglesia debe de tener 7 días a la semana oración, esto no significa que el templo tiene que estar 7 días abierto las 24 horas, con líderes que enseñen a los demás ese estilo de vida, pastores que en el discipulado enseñen a las ovejas a orar en todo tiempo.

“orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos” Efesios 6: 18

En este versículo el apóstol Pablo le está enseñando a la iglesia que deben de orar en todo tiempo, dejando las oraciones tradicionales, para entrar en un estilo de vida, donde se escuche a Dios, adicional que  se pide por otras personas, y por los ministerios a los cuales pertenecen.orando

Algunas preguntas que yo he escuchado por años son: ¿Cómo hago para orar? , ¿Por qué debo de orar?,  ¿Si yo oro, Dios me escucha?, ¿La oración es para un ministerio especifico?, estas solo por mencionar algunas preguntas. 

MOTIVOS PARA ORAR.

Orar por la revelación de Cristo a nuestras vidas.

“Para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de REVELACIÓN EN EL CONOCIMIENTO DE ÉL, ALUMBRANDO LOS OJOS DE VUESTRO ENTENDIMIENTO, PARA QUE SEPÁIS CUÁL ES LA ESPERANZA A QUE ÉL OS HA LLAMADO, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,  y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza”  Efesios 1: 17-19

Oración por la abundancia del amor de Dios en nuestros corazones produciendo sabiduría y justicia.

“Y esto pido en oración, QUE VUESTRO AMOR ABUNDE AUN MÁS Y MÁS EN CIENCIA Y EN TODO CONOCIMIENTO, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, LLENOS DE FRUTOS DE JUSTICIA QUE SON POR MEDIO DE JESUCRISTO, para gloria y alabanza de Dios” Efesios 1: 9-11

Oración para conocer la voluntad de Dios, produciendo fruto en el ministerio y llevando ese fruto en toda buena obra.

“Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, NO CESAMOS DE ORAR POR VOSOTROS, Y DE PEDIR QUE SEÁIS LLENOS DEL CONOCIMIENTO DE SU VOLUNTAD EN TODA SABIDURÍA E INTELIGENCIA ESPIRITUAL, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, LLEVANDO FRUTO EN TODA BUENA OBRA, Y CRECIENDO EN EL CONOCIMIENTO DE DIOS” Colosenses 1: 9-10

Oración para ser llenos de gozo (alegría), paz y esperanza sobrenatural.

“Que Dios, quien nos da seguridad, LOS LLENE DE ALEGRÍA. QUE LES DÉ LA PAZ QUE TRAE EL CONFIAR EN ÉL. Y que, por el poder del Espíritu Santo, LOS LLENE DE ESPERANZA”   Romanos 15: 13 (TLA)

Oración por la salvación de Israel.

“Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y MI ORACIÓN A DIOS POR ISRAEL, ES PARA SALVACIÓN” Romanos 10: 1

Oración para ser equipados y preparados para recibir la plenitud de lo que Dios ha destinado para la iglesia.

“Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, PARA QUE NUESTRO DIOS OS TENGA POR DIGNOS DE SU LLAMAMIENTO, Y CUMPLA TODO PROPÓSITO DE BONDAD Y TODA OBRA DE FE CON SU PODER, para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo”  2 Tesalonicenses 1: 11-12

Oración por el crecimiento de la palabra de Dios en la iglesia por medio del poder del Espíritu Santo.

“Por lo demás, hermanos, ORAD POR NOSOTROS, PARA QUE LA PALABRA DEL SEÑOR CORRA Y SEA GLORIFICADA, así como lo fue entre vosotros, y para que seamos librados de hombres perversos y malos; porque no es de todos la fe. PERO FIEL ES EL SEÑOR, QUE OS AFIRMARÁ Y GUARDARÁ DEL MAL2 Tesalonicenses 3: 1-3

Oración para que haya demostración de señales y prodigios con el poder del Espíritu Santo.

“Por medio de los apóstoles, DIOS SEGUÍA HACIENDO MILAGROS Y SEÑALES MARAVILLOSAS ENTRE LA GENTE. Todos los días, los seguidores de Jesús se reunían en el Portón de Salomón,  y aunque los que no eran del grupo no se atrevían a acercarse, todo el mundo los respetaba y hablaba bien de ellos” Hechos 5: 12-13 (TLA)

Estos motivos de oración, son solo algunos que mencionamos, sabiendo que debemos de orar por los gobernantes, por los enfermos, por los líderes, por las familias y así tantos motivos.  Por esta razón, cuando alguien pregunta ¿Y porque o por quien debo de orar? La respuesta está en la Biblia. Oremos sin cesar, y como escribió David en el salmo 34: 15 “Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones”

Motivos para orar 2

 

Descargue este estudio en PDF dele click aquí

Las señales (segunda parte)

Como vimos en el estudio anterior la palabra SEÑAL en la biblia tiene muchas interpretaciones.  Desde Génesis hasta Apocalipsis encontramos muchos pasajes donde personas experimentaron en lo espiritual y lo natural una serie de señales.

las señalesLa palabra “señal” que se origina del hebreo de la palabra Ot 226.  Esta misma tiene algunos significados entre ellos: bandera, monumento, prodigio, evidencia, enseña, maravilla, y señal.

Sabiendo que los tiempos que vivimos están acompañados de muchas señales, es muy recomendable para nosotros los creyentes cuales son señales de Dios,  y cuáles son señales falsas o del enemigo.

Es tan común ahora escuchar la palabra señal que se usa a diario por ejemplo:

  •   Teléfono: Mi celular se quedó sin señal.
  •   Rescate de personas: Aun no hemos tenido señal de las personas extraviadas.
  •   Emisoras de radio: Tenemos problemas con la señal de audio.
  •   Sistemas de comunicaciones: Estamos atravesando con problemas en la señal del satélite.

Así que debemos de separar la palabra señal en el término común, y profundizar más con las señales de origen espiritual.

La misma escritura menciona las señales de los que tienen FE.

“Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán” Marcos 16: 17-18

Creo que no hace falta la explicación de que las señales seguirán a los que creen en Cristo Jesús. Creer en Cristo Jesús es una cosa, y creer a las señales es otra. Toda fuente de inspiración divina tiene que darle la Gloria a Dios.

Por lo tanto, las señales seguirán a los que creen. Y es interesante este ángulo de ver este versículo:

  • Los que creen las señales le siguen.
  • Los que  NO creen, ellos andan en busca de las señales.

Si queremos una vida llena del mover del Espíritu Santo, de manifestaciones de Gloria, señales, milagros y maravillas, entonces nuestra manera de hablar, de predicar y de vivir tiene que estar llena de las Palabras de Jesús y de la adoración al Padre.

Los religiosos e incrédulos han existido y seguirán existiendo. Nuestro Maestro los confrontó en más de una oportunidad.

“Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. !!Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, !mas las señales de los tiempos no podéis! ” Mateo 16: 1-3

Los religiosos e incrédulos entienden las señales de la tierra y todo lo natural, mas lo sobrenatural no. Ellos pidieron señal del cielo. Aquí es donde la situación se pone peligrosa, no para los llenos del Espíritu, sino para los incrédulos, los carnales y los religiosos, ya que el enemigo es muy probable que se manifieste con algunas señales. Así nos advierte las escrituras.

“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” Mateo 24: 24

Las señales que han hecho y van a ir creciendo conforme se acerque el fin, será de tales dimensiones que Jesús dijo que engañaran si fuera posible a los escogidos. Esta palabra engañarán proviene de una fuente del griego que es planáo 4105  que significa:

Engañador, engañar, errar, extraviar, descarriar, seducir, vagar.

Estos servidores de Satanás, usaran tal astucia que seducirán a la vista de muchos, con el único propósito de que se pierdan, que estas personas queden vagando, y no puedan permanecer en la verdad. Por eso Dios nos ha dado los dones del Espíritu Santo, para que la iglesia se capacite y no solo sea una capacitación, sino una acción del avance del Reino de los Cielos aquí en la Tierra.

Yo deseo que las iglesias de hoy, sean activadas de una manera sobrenatural, donde haya manifestaciones de los dones Espíritu Santo, sabiendo que este es un regalo de Dios para la iglesia, y no solo una exclusiva para unos cuantos.

¿Como el enemigo engaña?

Cuando una persona no conoce un producto original, puede ir a una tienda y comprar una copia o una imitación sin saber que lo están estafando. Al final le robaron, lo engañaron y termina decepcionado y molesto. Pues algo similar es lo que sucede en las iglesias. No todos los cristianos se capacitan en la Palabra, algunos viven con una alimentación espiritual precaria, alimentándose solo con lo que escuchan el domingo. Estas personas cuando llegue un falso maestro o profeta, serán presa fácil de sus engaños.

En el libro de revelación el apóstol Juan nos describe como los demonios tienen algunas facultades para realizar obras milagrosas.

“Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso” Apocalipsis 16: 13-14

Los demonios engañan con enseñanzas falsas, pero tan cuidadosamente preparadas que dan la impresión que estas revelaciones provienen de Dios.

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” 1 Timoteo 4: 1

Cuando se habla de que algunos apostatarán de la fe, no es que abandonarán la iglesia, sino que serán lugares de reunión donde enseñan cosas que no son de Cristo, que no se basan en la FE del Hijo de Dios.  Los dirigentes de estos lugares de reunión, a pesar de que son falsas doctrinas le siguen llamando “iglesias” a estos lugares.

El discernimiento de espíritus.

El don de discernir o distinguir espíritus es un conocimiento interno sobrenatural que se adentra en el reino del mundo espiritual. Ello revela el tipo de espíritu, o espíritus, detrás de una persona, una situación, una acción o un mensaje. Es un saber en su espíritu que viene por revelación sobrenatural concerniente a la fuente, la naturaleza y la actividad de cualquier espíritu. No necesariamente discernimiento de espíritus, conlleva a una manifestación demoniaca. El don de discernimiento de espíritus, debe de operar en todo lugar. No solo cuando hay una campaña, o una ministración o un momento donde se ministra liberación.

El don de discernimiento de espíritus es una herramienta dada a la iglesia. Con ella podemos diferenciar inclusive las señales, si provienen de Dios o no.

Nuestro Señor Jesucristo tuvo un ministerio glorioso donde esas señales y milagros siempre fueron para honrar en nombre de Dios, y para manifestar su naturaleza divina en medio de los hombres.

Algunas señales que la iglesia debe de experimentar.

El Reino de los Cielos siempre va a prevalecer y en medio de lo que hagamos, o vivamos, las señales seguirán a los que tienen fe. Hay que pedirle a Dios que las manifestaciones de estas señales sean una realidad en nuestras vidas.

  •   Sanidades.
  •   Expulsión de demonios.
  •   Milagros creativos.
  •   El hablar en lenguas espirituales.
  •   Milagros financieros.

En el caso de las lenguas y la profecía el apóstol Pablo explica:

“Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes” 1 Corintios 14: 22

Las lenguas señales a los incrédulos, y la profecía señal a los creyentes.

Esto solo por mencionar algunas señales. Hay otro tipo de señales como las visiones, o las manifestaciones de Dios imponiéndose en medio de la naturaleza.

En una oportunidad estaba dando un seminario en un país de Latinoamérica, y había un grupo de líderes. Tuvimos una larga jornada y al final pedimos a Dios que obrara milagros, y que si fuera posible nos mostrase algo para saber que El estaba obrando. Dios nos habló de que iba a soplar un viento fresco. El lugar era cerrado y cuando yo estaba orando por una hermana el cabello comenzó a moverse como si tuviera un ventilador (abanico) al frente de su rostro que movía su cabello con mucha delicadeza. Esta señal la pudimos ver todos los que estábamos ahí. Fue un tiempo glorioso.  Eso no significa que todas las veces tiene que ocurrir lo mismo, pero son señales que Dios envía.

Y es bueno aclarar, que no es lo mismo pedirle a Dios que envíe una señal (la que Él quiera) que pedirle a Dios una señal y que la tiene que cumplir tal y como se la pedimos, dando la impresión de que la persona es el jefe y Dios el empleado. Nuestro Padre Celestial obra como a Él le place.

“Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad” Hebreos 2: 2-4

 

Saludos y bendiciones para usted en este día.

Eduardo Peraza

Descargar estudio en PDF

 

Escucha la radio aqui

 

Las señales (primera parte)

“Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años”. Génesis 1: 14

La palabra señal en la biblia tiene muchas interpretaciones.  Desde Génesis hasta Apocalipsis encontramos muchos pasajes donde personas experimentaron en lo espiritual y lo natural una serie de señales.

las señalesEl versículo anterior de Génesis 1:14 contiene la palabra “señal” que se origina del hebreo de la palabra Ot 226.  Esta misma tiene algunos significados entre ellos: bandera, monumento, prodigio, evidencia, enseña, maravilla, y señal.

Nuestro Señor siempre ha querido comunicarse con pueblo. Y lo ha hecho de muchas maneras, desde audible, invisible, con elementos como el agua, el fuego, el viento, el terremoto, y asi muchas señales.

Señal en el cielo.

“Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos: Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra”  Génesis 9: 12-13

Las señales son sistemas que usamos para conducirnos con seguridad, en medio de lo que no conocemos o no estamos muy seguros.  Una señal siempre trae dirección, pero también puede traer paz.

La Biblia menciona muchas señales, como el caso cuando Dios le habla al hombre y le dice que puso señal (esto es el arco iris) esta señal representa el pacto de que El Señor nunca más volverá a permitir un diluvio para destruir la tierra.  También Dios le puso una señal a Caín para que nadie atentara contra su vida (Génesis 4: 15).  O el caso de Jacob, puso por señal una piedra cuando Dios se le presentó y vio la visión de la escalera y los ángeles.  Señales podemos mencionar la que Dios hizo por medio de Moisés ante Faraón. O la que pidió Gedeón para saber si El Señor salvaría a Israel de mano de los Madianitas y los Amalecitas.

Señal frente a Faraón.

“Tú dirás todas las cosas que yo te mande, y Aarón tu hermano hablará a Faraón, para que deje ir de su tierra a los hijos de Israel. Y yo endureceré el corazón de Faraón, y multiplicaré en la tierra de Egipto mis señales y mis maravillas” Éxodo 7: 2-3

Cuando Dios iba a sacar el pueblo de la esclavitud le dijo a Moisés que Él multiplicaría en la tierra de Egipto las señales y las maravillas. Si Vemos detalladamente estos versículos, en Egipto los brujos de Faraón hacían señales y actos para demostrar cierto poder. Satanás sabe que el ser humano siempre irá detrás de las señales, y más cuando las personas no conocen de Dios.

El hecho de que haya señales no significa que todas procedan de Dios. Lo que sí es seguro es que Dios siempre va a prevalecer.

“Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo: Si Faraón os respondiere diciendo: Mostrad milagro; dirás a Aarón: Toma tu vara, y échala delante de Faraón, para que se haga culebra. Vinieron, pues, Moisés y Aarón a Faraón, e hicieron como Jehová lo había mandado. Y echó Aarón su vara delante de Faraón y de sus siervos, y se hizo culebra. Entonces llamó también Faraón sabios y hechiceros, e hicieron también lo mismo los hechiceros de Egipto con sus encantamientos; pues echó cada uno su vara, las cuales se volvieron culebras; mas la vara de Aarón devoró las varas de ellos” Éxodo 7: 9: 12

Señal para salvación.

Cuando Josué envió dos espías a Jericó para reconocer la tierra, ellos se hospedaron en casa de una ramera llamada Rahab. Esta mujer les ayudó, y cuando iban a salir, usaron una cuerda con la cual bajaron por la ventana. Ese cordón rojo (cuerda de grana) sirvió de señal para que se les preservara la vida, a ella, sus padres y toda su casa.

“Os ruego pues, ahora, que me juréis por Jehová, que como he hecho misericordia con vosotros, así la haréis vosotros con la casa de mi padre, de lo cual me daréis una señal segura; y que salvaréis la vida a mi padre y a mi madre, a mis hermanos y hermanas, y a todo lo que es suyo; y que libraréis nuestras vidas de la muerte” Josué 2: 12-13

Dios nos ha sellado con las arras del Espíritu Santo para el día de salvación. Al igual que la ramera ninguno de nosotros merecíamos la vida, pero por la gracia de Jesús, hemos sido sellados, tenemos una señal, que cuando venga el juicio nos salvara de la destrucción.

“Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios, el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones”                     2 Corintios 1: 21-22

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria” Efesios 1: 13-14

Confirmación de que Dios ha hablado                    

Otras de las historias muy conocidas es la de Gedeón, él comenzó a hablar con Jehová el cual le dio instrucciones para poder vencer a los Madianitas y los Amalecitas, que estaban oprimiendo al pueblo de Israel.   No era común que las personas hablaran directamente con Dios, por esta razón Gedeón tenia duda y le pidió una señal para confirmar que era Dios quien le había hablado.

“Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre. Y él respondió: Yo te ruego que si he hallado gracia delante de ti, me des señal de que tú has hablado conmigo.” Jueces 6:16-17

Al día de hoy todos los que hemos aceptado a Jesucristo como Señor y Salvador tenemos el Espíritu Santo, el cual está con nosotros siempre, teniendo la gran bendición de poder hablar con Él.  Y Él mismo nos confirma lo que Dios nos habla a nuestras vidas.

Conforme mas hablemos con el Espíritu Santo, iremos conociendo más su voz y esto nos confirmara la Palabra de Dios a nuestra vida.

El enemigo usa también señales.

El hecho de que en la Biblia encontremos señales no significa que todas procedan de Dios. Anteriormente vimos como los magos (brujos) de Faraón hicieron también señales.

En los tiempos antiguos era muy común que los brujos, agoreros y hechiceros hicieran señales. Esto mismo lo condena el Señor por medio del profeta Isaías.

“Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo; que deshago las señales de los adivinos, y enloquezco a los agoreros; que hago volver atrás a los sabios, y desvanezco su sabiduría” Isaías 44: 24-25

Esta un caso en el nuevo testamento, había un hombre llamado Simón que antes había ejercido la magia (Hechos 8: 9-11), y vio que las personas recibían el Espíritu Santo cuando los apóstoles imponían  las manos. Este hombre les ofreció dinero a los apóstoles para el hacer lo mismo. Si les ofreció dinero, es porque vio un negocio, y realmente era lo que siempre hizo, estafar con trucos mágicos.  Las personas seguían a los que hacían señales, milagros y todo lo sobrenatural.

“Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero”                                Hechos 8: 17-20

Judas también puso una “señal” para que los que fueron a arrestar a Jesús identificaran quien era el Mesías.

“Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle, y llevadle con seguridad. Y cuando vino, se acercó luego a él, y le dijo: Maestro, Maestro. Y le besó” Marcos 14: 44-45

En el antiguo, en el nuevo y al día de hoy el enemigo ha usado a sus servidores para hacer señales con tal de engañar a los seres humanos. Nosotros los que somos de Cristo tenemos el Espíritu Santo que nos lleva a toda verdad, y no nos debe de sorprender las señales de Dios.

El Ministerio de Jesús fue con muchas señales.

El ministerio de nuestro Señor Jesús, siempre se manifestaron señales que provenían de Dios, tales como la expulsión de demonios, la sanidad de los enfermos, la revelación de las escrituras y la enseñanza respecto al Reino de los Cielos.

El evangelio es para salvación. Alrededor de todo mensaje de Dios, donde se predique a Cristo, siempre existirán milagros sorprendentes para muchos, manifestaciones del Reino de los Cielos, donde las señales y maravillas es parte de esa manifestación de Gloria.

Nuestro vivió una vida sobrenatural, donde iba, hablaba, oraba, enseñaba siempre algún milagro ocurría. Aun así, los religiosos pedían más señales.

“Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal. El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás”                            Mateo 12: 38-39

Los religiosos, los incrédulos y los enemigos del evangelio siempre quieren ver algo para juzgar, criticar. Esta situación se provoca por la ceguera espiritual que los envuelven, y no pueden ver, ni escuchar lo que Dios habla o hace por medio de las señales.

Algunas señales que se registran en la Biblia.

Señal de pacto: Arco Iris

“Estará el arco en las nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra. Dijo, pues, Dios a Noé: Esta es la señal del pacto que he establecido entre mí y toda carne que está sobre la tierra.” Génesis 9: 16-17

Señal de pacto (pueblo apartado para Dios) Circuncisión

“Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros”  Génesis 17: 11

Señal de compromiso y honra. Agradecimiento y memoria del lugar.

“Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti” Génesis 28: 22

Señal de cumplimiento de juicio: El altar quebrado.

“Y aquel mismo día dio una señal, diciendo: Esta es la señal de que Jehová ha hablado: he aquí que el altar se quebrará, y la ceniza que sobre él está se derramará. Cuando el rey Jeroboam oyó la palabra del varón de Dios, que había clamado contra el altar de Bet-el, extendiendo su mano desde el altar, dijo! Prendedle! Mas la mano que había extendido contra él, se le secó, y no la pudo enderezar. Y el altar se rompió, y se derramó la ceniza del altar, conforme a la señal que el varón de Dios había dado por palabra de Jehová” 1 Reyes 13: 3-5

En la segunda parte veremos más ejemplos de las señales mencionadas en la Biblia. Además de la función, lo importante e interpretación de las señales. Y como debemos de tener cuidado con señales que parecen de Dios pero su origen es satánico.

Saludos y bendiciones para usted en este día.

Eduardo Peraza

Descargar estudio en PDF

 

Escucha la radio aqui

El regalo de Dios para la humanidad: El cumplimiento.

discipulado del espiritu navidad EL ANUNCIO EL CUMPLIMIENTO

Isaías 9: 6-7 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto”

Toda Palabra profética que sale de la boca de Dios se cumplirá en el momento que El Señor dijo que se cumpliría.

En el momento que el hombre falló en el huerto del Edén, en ese momento no fue que nuestro Padre Eterno comenzó a ver qué planificaba, sino más bien Dios tenía dispuesto un plan divino desde antes de la fundación del mundo, ya que desde el principio de la creación, el ser humano fue creado para habitar con Dios. Ese Plan fue enviar a su único Hijo, para que naciera en esta tierra y fuera el Cordero Inmolado sin mancha, y que fuese sacrificado para el perdón de los pecados de todos los seres humanos. En el libro de apocalipsis, nos detalla que el Cordero de Dios fue inmolado desde antes de la fundación del mundo.

Apocalipsis 13: 8 “Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo”
Dios Padre ama entrañablemente a su Único Hijo, que se convirtió en el Cordero inmolado desde antes de la fundación del mundo, por otra parte, Dios Padre ama a su creación, y a causa del pecado envió su Único Hijo a morir por todas las criaturas, para que de un estado de criatura pasaran a ser hijos de Dios. Para que esto sucediera el Hijo tuvo que venir en carne.

En el estudio anterior vimos lo que Dios anunció respecto al Plan Redentor. Ese nacimiento profetizado ya tuvo el cumplimiento. Repasamos algunos detalles de ese anuncio.

Profecía: Nacería de una virgen.

Isaías 7: 14 “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel”

Cumplimiento: Maria engendrada por el Espíritu Santo

Mateo 1: 18-25 “El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS”

Una confirmación más la leemos en el evangelio de Lucas:

Lucas 1: 26-27 (N.V.I) “A los seis meses, Dios envió al ángel Gabriel a Nazaret, pueblo de Galilea,  a visitar a una joven virgen comprometida para casarse con un hombre que se llamaba José, descendiente de David. La virgen se llamaba María”

Profecía: De la tribu de Judá.

Génesis 49: 8-9 “Judá, te alabarán tus hermanos; Tu mano en la cerviz de tus enemigos; Los hijos de tu padre se inclinarán a ti. Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, Así como león viejo: ¿quién lo despertará?

Cumplimiento: Jesús descendiente de Judá.

Los evangelios de Lucas y Mateo nos dan una descripción de la genealogía de Jesús en la cual confirma la descendencia de la tribu de Judá. Lucas capítulo 3 de los versículos 23 al 38. También leemos en Mateo capitulo 1 versículos 1 al 17 la confirmación de esta profecía de que Jesús iba a ser descendiente de Judá. Leo el versículo 17 de Mateo capitulo 1.

Mateo 1: 17 “De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce”

En total 42 generaciones desde Abraham hasta Cristo. Otra de las confirmaciones de la descendencia de Judá está en el libro a los Hebreos.

Hebreos 7: 14 “Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio. Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Melquisedec se levanta un sacerdote distinto, no constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de la descendencia, sino según el poder de una vida indestructible”

Es sumamente importante notar, que con el nacimiento de Jesús, Dios estaba dando una nueva dirección al sacerdocio. El hecho de que Cristo haya nacido de la tribu de Judá y no en la de Leví marca una diferencia, y es el nacimiento del nuevo orden sacerdotal siendo superior el sacerdocio de Cristo  que el sacerdocio levítico.

Estas profecías dijeron con exactitud el lugar del nacimiento.

Profecía: Nacería en Belén.

Miqueas 5: 2-3 “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad. Pero los dejará hasta el tiempo que dé a luz la que ha de dar a luz; y el resto de sus hermanos se volverá con los hijos de Israel”

puerta en IsraelCumplimiento: Nació en Belén.

Mateo 2: 1-2 “Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle”

Esta es otra de las confirmaciones de las profecías mesiánicas cuando José fue a inscribirse a su propio pueblo para el censo que promulgó el emperador Augusto Cesar para los impuestos (en este caso Belén   era la ciudad del rey David). El cabeza de cada familia viajaba al pueblo donde se guardaban los documentos de sus antepasados. Por lo tanto la conclusión es que los antepasados de Jesús eran de Belén. José y María vivían en Galilea, y al momento del decreto del emperador Augusto Cesar,  José subió a la ciudad de su familia.

Lucas 2: 4-5 “Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta”

El cumplimiento del anuncio profético fue un hecho tan importante en el mundo, que inclusive los países que no son cristianos, como los árabes, orientales o hindúes reconocen en el calendario el antes y después de Jesucristo para hablar de los tiempos.

Lo que no podemos precisar con exactitud es la fecha del nacimiento, pero esto se vuelve poco relevante, ya que lo más importante es que el Mesías vino, murió y resucitó y ahora está sentado a la diestra de Dios. Muchas personas en el mundo celebran la Navidad, sin comprender el significado. Incluso sin saber quién es el regalo  y quien lo regaló. El regalo más grande que todo ser humano puede tener es la Salvación. Esto el hombre no puede hacer nada para merecerlo, es un regalo de Gracia Divina. Tampoco se puede obtener mediante obras. La Navidad es recordar el Nacimiento de Jesús, pero no podemos pasar por el alto que nació físicamente con un propósito. Salvar a toda la humanidad.

En esta época debemos de hablar del nacimiento del Unigénito de Dios, compartir con otros su amor, pero sobre todo hablar del plan redentor de Dios para la humanidad. Invitemos a otros a venir al Señor y celebremos que Cristo nació en nuestros corazones, y desea nacer en el corazón de millones de personas. Hoy gracias a ese gran y precioso regalo es que podemos acercarnos a nuestro Padre Celestial con el cual viviremos para siempre.

Romanos 8: 14-15 “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!”

Descargar este estudio en PDF

el regalo de Dios

El regalo de Dios para la humanidad – El anuncio.

El anuncio más importante que Dios ha hecho desde la eternidad para salvación de toda la humanidad. El Hijo de Dios, llegaría a esta tierra en forma de hombre. Hace más de 2700 años Dios lo anunció por medio de uno de sus profetas: Isaías.

Isaías 9: 2-3 “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos. Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos”

Existía una realidad, el pueblo andaba en tinieblas, vivía en oscuridad. El Padre Eterno en su inmenso amor no iba a permitir eso para siempre. Dios siempre tiene un plan, y ese plan Divino fue enviar a su Único Hijo a rescatar a todos, un operativo de salvación eterna para todos los que lo aceptaran. Pero esto no fue algo que se hizo en secreto, Jehová de los Ejércitos publicó el anuncio en el Cielo, y los profetas lo hablaron en la tierra.
Isaías 9: 6-7 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto” Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado. Isaías 9

Esta declaración profética de Isaías es parte del anuncio de Dios para toda la raza humada. En estos versículos hay una revelación poderosa. Un niño nos es nacido, hijo nos es dado. Dios Hijo siempre ha existido, pero el Hijo de Dios encarnado en la persona de Jesús tuvo que nacer. El niño iba a nacer, pero el Hijo no iba a nacer, porque Él siempre ha existido.
Juan 1: 1 “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios” (RV 1960)
Juan 1: 1 “Antes de que todo comenzara ya existía aquel que es la Palabra. La Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios” (Biblia TLA)

El Plan de Dios fue perfecto, el anuncio tuvo una cobertura noticiosa celestial que trajo gran gozo a su ejército de ángeles. Un pueblo en la tierra esperaba al Salvador. Lo que muchos no esperaban es que llegara ese Rey Eterno en forma de niño, mas Dios así lo había anunciado (Isaías 9: 6) y así lo confirmó el apóstol Pablo en la carta a los Filipenses.
Filipenses 2: 5-11 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”
El anuncio tenía todos los detalles de cómo iba a llegar, como sucedería, y donde nacería.
Nacería de una virgen.
Isaías 7: 14 “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel”
De la tribu de Judá.
Génesis 49: 8-9 “Judá, te alabarán tus hermanos; Tu mano en la cerviz de tus enemigos; Los hijos de tu padre se inclinarán a ti. Cachorro de león, Judá; De la presa subiste, hijo mío. Se encorvó, se echó como león, Así como león viejo: ¿quién lo despertará?
Nacería en Belén.
Miqueas 5: 2-3 “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad. Pero los dejará hasta el tiempo que dé a luz la que ha de dar a luz; y el resto de sus hermanos se volverá con los hijos de Israel”
Belén significa “casa de pan” así mismo lo cita la escritura a Jesucristo, el Pan que descendió del Cielo.
Juan 5: 47-51 “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera. Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo”
Nuestro Padre Eterno cuidó cada detalle para que el anuncio llegara, pero más que todo que ese gran e importante anuncio se cumpliera.
En esta primera parte de esta serie, vemos que Dios hizo un anuncio profético respecto al Salvador del mundo, en el próximo estudio veremos el cumplimiento de esa buena nueva. Pero también El Señor dio otra noticia después de que Cristo nació. La lógica humana diría que un gran anuncio, tendría que ser publicado primero a grandes e importantes personas, pero no fue así. En el segundo anuncio Dios le dijo a su ángel Gabriel que se lo diera a la que iba a ser la madre del niño que encarnaría al Hijo de Dios.
Lucas 1: 26-33 “Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: !Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin”
Después del alumbramiento en Belén, Nuestro Padre anunciaría por medio de un ángel el nacimiento del Rey de reyes y Señor de señores a un grupo de pastores.
Lucas 2: 8-11 “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor”
Debemos de seguir anunciando al mundo que el Rey Eterno nació, que vino para darnos Salvación, para sanarnos, restaurarnos y ha preparado morada para nosotros en el Cielo. En este día, cuéntale a un amigo, compañero o vecino, del anuncio más importante que Dios ha hecho, el nacimiento del unigénito de Dios …su nombre: Jesucristo.
Para el próximo estudio de esta serie, profundizaremos con el cumplimiento de ese Gran Anuncio celestial.
Descargar este estudio en PDF

escuchanos aqui

 

Iglesia o congregación

bancas de iglesiaNuestro Señor Jesucristo estableció la iglesia, para que fuera su representante aquí en la tierra, pero también la novia de Él. Así como lo que salió de Adán fue presentado a Adán para ser su esposa, así también la iglesia que salió de Cristo es la novia que será presentada a Él para ser su esposa.

Mateo 16: 18-19 “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos”

La palabra iglesia se deriva del griego “ekklesia” que significa congregación, asamblea pública generalmente convocada por las autoridades. Siempre se ha hablado de la congregación como la iglesia. Pero en este breve estudio, vamos a ver la diferencia entre ser Iglesia o congregación.

Realmente nosotros usamos ambas palabras para referirnos a lo mismo. Creemos y entendemos que una iglesia es lo mismo que una congregación. De hecho el diccionario de la Real Academia Española le da diferentes significados a ambas palabras.

Congregación.

(Del lat. congregatĭo, -ōnis).

1. f. Junta para tratar de uno o más negocios.

2. f. Hermandad autorizada de devotos.

3. f. Cuerpo o comunidad de sacerdotes seculares, dedicados al ejercicio de los ministerios eclesiásticos, bajo ciertas constituciones.

Iglesia.

(Del lat. ecclesĭa, y este del gr. ἐκκλησία, asamblea).

1. f. Congregación de los fieles cristianos en virtud del bautismo.

2. f. Conjunto del clero y pueblo de un país donde el cristianismo tiene adeptos. Iglesia latina, griega.

3. f. Estado eclesiástico, que comprende a todos los ordenados.

4. f. Cada una de las comunidades cristianas que se definen como iglesia. Iglesia luterana, anglicana, presbiteriana.

5. f. Templo cristiano.

Cuando Jesús le dijo a Pedro que sobre esta ROCA edificaría su IGLESIA “ekklesia”, no le estaba diciendo que sobre él, edificaría una congregación,

Mateo 16: 18 (TLA) “Por eso te llamaré Pedro, que quiere decir “piedra”. Sobre esta piedra construiré mi iglesia, y la muerte no podrá destruirla”

Jesús no le estaba diciendo a Pedro que sobre el edificaría la iglesia, porque la roca no es Pedro como individuo, sino que Pedro era una “piedra” o en griego “petros” que es un fragmento de “petra”, una roca colocada como fundamento de una edificación. Por lo tanto la roca no era Pedro, ya que Jesucristo sustituyó la palabra petra. Por eso es sumamente importante saber que Pedro es Petros, y Jesús es PETRA, la piedra principal.

1 Pedro 2: 4-7 “ Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.  Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo”

Así que al igual que Pedro, nosotros somos “petros” o sea piedras que en conjunto formamos el Cuerpo de Cristo, esto es su “ekklesia”. Y que es la misma Iglesia llamada Novia de Cristo.

Muchas personas andan buscando congregaciones donde se sientan bien, se fijan en la apariencia, la dimensión, el nombre, los músicos y cantores, las sillas entre otras cosas. Y eso puede ser una gran congregación pero no necesariamente una gran iglesia.

playa orandoUna congregación puede crecer mucho físicamente y materialmente, pero no espiritualmente. La congregación no crece espiritualmente, la congregación crece materialmente. Lo que si crece espiritualmente es la IGLESIA, o “EKKLESIA” o crecemos los “PETROS”. Es por este motivo que algunas personas buscan congregaciones grandes asumiendo que si la congregación es grande, ellos crecerán espiritualmente. Una familia  puede ir a una congregación de cinco mil miembros, pero cuando esta familia regresa a su hogar, la congregación queda en el mismo lugar, lo que se mueve es la iglesia, o sea cada miembro que ha entendido la revelación de ser iglesia o piedra viva.

La Iglesia, “ekklesia” o cada “petro” tiene que crecer espiritualmente. Tomando en cuenta que hay diferentes niveles de crecimiento.

1)     El bebe espiritual

2)     El niño espiritual

3)     El joven espiritual

4)     El anciano espiritual

Cada uno de ellos es necesario en la edificación de la ekklesia. Todos en algún momento tuvimos que haber sido bebes espirituales. Pero para que cada persona crezca debe de alimentarse, nutrirse y capacitarse. El bebe solo recibe alimento y amor. El niño tiene que tener todo el cuidado de sus padres además de un tutor que lo instruya. El joven tiene que ser capacitado y desarrollado para que pueda madurar hasta llegar a ser ancianos espirituales (ancianos no de edad) que estos son los que pueden dar paternidad y multiplicación madura, y con una convicción de quienes son en Cristo, para así poder llevar a otros al mismo proceso.

La iglesia y la congregación son muy diferentes, aunque trabajan en conjunto. Si la Iglesia crece se puede tener una congregación llena de muchos petros. Pero si lo que crece en primera instancia es la congregación, eso no garantiza que haya petros en esa congregación.

Jesús está edificando su iglesia sobre PETROS, no sobre congregaciones.

Descargue este estudio en PDF

 

Imitadores de Jesucristo

imitadores1 Corintios 11: 1 “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”

El apóstol Pablo vivió los últimos años de su vida siguiendo los pasos de Jesús. A él ya no le interesaba vivir para él, sino para el Señor.

Cuando nosotros hablamos de cristianismo, se entiende que son personas que no solo siguen a Jesucristo, sino que también hacen lo que Él hizo.  La palabra imitador proviene de una palabra griega que es mimetés. Esto significa una persona que imita, que sigue, que está haciendo lo mismo que otra. Cuando Pablo les estaba diciendo a los hermanos de la iglesia de Corinto de que siguieran el ejemplo de él, está muy claro que Pablo no quería que vieran la figura de Pablo sino la de Cristo. He escuchado como muchas personas dicen “yo quiero ser como Pablo” otros dicen “si yo fuera como David”. Es sumamente importante saber declarar con nuestra boca y saber lo que decimos. El hecho de que el apóstol Pablo fuera un gran siervo de Jesucristo, no significa que deberíamos de ser como él, o así podemos hablar de muchos como Timoteo, Isaías, Moisés, Santiago, Esteban etc.

Ser imitador de Jesucristo, no es en el sentido físico, sino el modelo que Dios Padre le dio a Jesús, para que hiciera discípulos y estos a la vez hicieran lo mismo.

Juan 5: 19 “Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente”

Entonces ser imitador de Cristo, es lo mismo que imitador que Dios Padre. La pregunta que todos debemos hacernos. ¿Yo estoy haciendo lo que Jesús hizo?

Estos son solo algunas cosas que Jesucristo hizo.

Enseñaba en el templo.

Marcos 12: 35  “ Enseñando Jesús en el templo, decía: ¿Cómo dicen los escribas que el Cristo es hijo de David?”

Recorría aldeas y pueblos (no era solo en el templo)

Mateo 9: 35 “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo”

Sanaba los enfermos.

Lucas 4: 40 “Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades los traían a él; y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba

Expulsaba los demonios.

Mateo 4: 24 “Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó”

Entre tantas cosas que hizo nuestro Señor Jesucristo nosotros debemos de ser imitadores. Existe otra palabra griega que es miméomai que significa imitación del que habla, o del mimo en este caso habla con sus obras. Jesús fue voz pero también obras. Jesús habló e hizo mucho.

También respecto al carácter del Maestro debemos de ser imitadores.

Manso y humilde.

Mateo 11: 29 “ Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”

Tuvo compasión de las personas.

Marcos 6: 34 “Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor; y comenzó a enseñarles muchas cosas”

Amó a la iglesia.

Efesios 5: 25 “…así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella”

Obediente al Padre.

Juan 15: 10 “Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor”

Por eso cuando pablo dijo sed imitadores de mi, así como yo lo soy de Cristo, nos está diciendo que el modelo perfecto es Jesucristo.

1 Corintios 11: 1 “Sigan ustedes mi ejemplo, como yo sigo el ejemplo de Cristo” (DHH)

Nosotros como hijos de Dios debemos de ser imitadores de nuestro Salvador, de lo que decía y hacia. La Iglesia de Cristo fue establecida por Él para ser luz en medio de las tinieblas. Ahora hay muchas personas que imitan cantantes, que imitan predicadores y peor aún, algunas “iglesias” son imitaciones del mundo.

Por eso la escritura es clara cuando dice, no se amolden a este siglo o sea a este mundo.

Romanos 12: 1-2 “Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar.  Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto” (TLA)

La única imitación que es válida es la de ser iguales a nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Si logramos hacer lo que Él nos envía a hacer, seremos más efectivos, mas personas serán bendecidas y podemos de esta manera cumplir la Gran Comisión. Aunque debemos de imitarlo a Él, tenemos una promesa poderosa que salió de la boca del mismo Mesías. Nos dijo que haríamos cosas mayores que las que Él hizo.

Recordemos que entre tantas cosas que hizo, podemos repasas estas:

1)     Predicó.

2)     Enseñó.

3)     Sanó enfermos.

4)     Expulsó demonios.

5)     Tuvo compasión por los necesitados.

6)     Amó a la iglesia.

7)     Fue obediente al Padre.

Y respecto a la vida sobrenatural, milagros, señales, sanidades, y restauración de vidas por medio de la Palabra, debemos de tener esto claro:

cruz y personaJuan 14: 12-14 “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”

Descarga este estudio en PDF