banner

La almohada

 

“Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y se acostó en aquel lugar. Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella” Génesis 28: 11-12

La almohadaLas almohadas son piezas usadas en todo el mundo, que dan descanso y comodidad al momento de dormir. El nombre de almohada viene de una palabra árabe al-mujadda que significa almohadón o cojín. La raíz de esta palabra viene de jadd que significa: cachete o mejilla, y se relaciona con la acción de dormir de lado apoyando el cachete en la almohada.

Aunque hay personas que duermen con dos o tres almohadas y hasta las usan para poner las piernas sobre la famosa almohada. Y otros como digo yo, hacen hasta artes marciales con la bendita almohada, la jalan, la estiran, la doblan, se acuestan encima, los niños y los no tan niños hacen guerra de almohadas. Otros que duermen sin almohada, pero la mayoría dormimos no con una, sino hasta con dos o tres almohadas. Pero en sí, la almohada fue diseñada para dar descanso a la cabeza.

La escritura dice que Jacob llegó a un lugar y puso piedras de aquel paraje y puso su cabecera. En otras versiones de la Biblia dice que tomó esa piedra y la puso como almohada, o también dice como apoyo a su cabeza.

Lo que sucedió mientras Jacob dormía apoyando su cabeza sobre esa piedra, sobre esa almohada, es que tuvo un sueño. Ángeles bajaban y ángeles subían.  En la vida cotidiana todos sufrimos de desgastes, decepciones, y cansancio. Es necesario tener ese lugar de reposo y una almohada para reposar nuestra cabeza. Si la cabeza está descansado bien, todo el cuerpo estará bien. Si hay preocupaciones, ansiedades, problemas, situaciones adversas y no dejamos de pensar en eso, no vamos a descansar. Si no descansamos es muy probable que el tiempo de dormir sea consumido por esas preocupaciones, afanes o tristezas por las cuales estemos atravesando.

Nuestro Señor Jesucristo quiere darnos descanso, él quiere que nos apoyemos a Él. Que todas nuestras penas, luchas y situaciones nos acerquemos a Él, como apoyo, como almohada. Cuando haya crisis, lo mejor es tener reposo, paz en Cristo. Todos nuestros pensamientos, y todo lo que esté dando trabajo a nuestra vida, es necesario buscar ese reposo, en paz y con la esperanza de tener una visión clara de un futuro mejor. Jacob estaba cansado, puso su cabeza sobre aquella piedra y comenzó a soñar. Hoy es un día para soñar con Cristo, solamente reposa en él, descansa en el y vas a tener sueños de Dios.

En este día te compartimos este versículo:

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;  porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” Mateo 11: 28-30

.

banner peq suscribase ahora


Sobre Eduardo Peraza

El apóstol Eduardo Peraza nació en San José Costa Rica, fue pastor en la Iglesia Maranatha en Houston Texas y en Costa Rica. Ha establecido iglesias en Cuba, y ha capacitado a pastores y líderes en varios países. Es fundador de R.A.P.I. (Red Apostólica y Profética Internacional) la cual da cobertura espiritual a iglesias y ministerios en Latinoamérica. Además han viajado a diferentes países para llevar las promesas y la palabra de Dios, y no solo lo espiritual, sino también con ayuda material para que se cumpla lo que dice la Santa Palabra “Mas cuando hagas banquete, llama a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos; y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos”. Lucas 14; 13 y 14

Publicaciones Relacionadas